fbpx

Los huevos revueltos con trufa negra son una receta sencilla pero sublime que combina la textura suave y cremosa de los huevos con el aroma y sabor terroso e intenso de la trufa negra. Esta receta es perfecta para una ocasión especial o para disfrutar de un desayuno o brunch gourmet.


Ingredientes:

2 huevos grandes de corral
Aceite de oliva virgen o 15 g de mantequilla
Sal marina al gusto
Pimienta negra recién molida al gusto
1 trufa negra fresca (aproximadamente 5 g)

Preparación delos huevos revueltos con trufa negra:

Preparar la trufa: Lavar la trufa negra cuidadosamente con un cepillo suave para eliminar la tierra. Secarla con papel absorbente.
Fundir la mantequilla: A fuego medio-bajo, derretir la mantequilla en una sartén antiadherente. No dejar que se queme.
Batir los huevos: En un tazón pequeño, batir los huevos con un tenedor hasta que estén bien mezclados y ligeramente espumosos.
Cocinar los huevos: Verter los huevos batidos en la sartén con la mantequilla derretida. Cocinar a fuego lento, revolviendo constantemente con una espátula de silicona, hasta que los huevos estén casi cuajados pero aún ligeramente húmedos. No cocinar demasiado para evitar que los huevos se queden secos.
Añadir la trufa: Retirar del fuego e incorporar la trufa negra rallada al gusto. Mezclar bien para que el aroma y sabor de la trufa se impregnen en los huevos.
Servir: Servir inmediatamente los huevos revueltos con trufa negra sobre pan tostado caliente. Se pueden decorar con unas virutas adicionales de trufa y una pizca de pimienta negra recién molida.


Consejos:

Utilizar huevos frescos de calidad: Los huevos frescos camperos tienen un sabor y una textura superior a los huevos de supermercado.
No cocinar demasiado los huevos: Es importante cocinar los huevos a fuego lento y revolverlos constantemente para que no se queden secos.
Rallar la trufa justo antes de servir: La trufa negra fresca tiene un aroma y sabor muy volátil, por lo que es importante rallarla justo antes de servir para que no pierda sus propiedades.
Utilizar una sartén antiadherente: Una sartén antiadherente de buena calidad evitará que los huevos se peguen y se quemen.
Experimentar con diferentes tipos de pan: Los huevos revueltos con trufa negra se pueden servir sobre pan tostado, pan brioche, pan de centeno o incluso con galletas saladas.
Acompañar con otros ingredientes: Se pueden acompañar los huevos revueltos con trufa negra con otros ingredientes gourmet como jamón ibérico, salmón ahumado o queso parmesano.